miércoles, 30 de mayo de 2012

Atardecer esperado

Los días de enero cara a cara con Emilio y Roque de testigos del atardecer esperado, dosis necesaria que desata los nudos de una cicatrizrecuerdo.


El tiempo los toca, se lavan los rostros, se enseñan los caminos.

 Pintura, asma, molino de viento.

 Preguntarespuesta, alérgico al clima, rojo puro en busca de la dicha de los menos.

Comparten la curiosidad de la vida, se abrazan en un llanto y en una risa.

 Solo fue un instante donde como inmigrantes del cielo se vivieron.


 Los días de enero tocaron la puerta de la luna y devoraron las paredes de los techos de una ciudad y tararearon una canción cuna en los arrecifes del sueño.


 Así de simple y profundo con Emilio y Roque como testigos de un atardecer esperado.

martes, 29 de mayo de 2012

Ceguera

Su mirar es la ajena frontera que libera el fuego del cerro.

El amor se congela en su espalda.

No sabe llorar y sus manos grises siguen esperando los brazos del vientre origen,
energía que abre en su pecho.

 Está herida pero lo disimula en sus huesos palabras.

 Ceguera es mi destino.
 No volver el abandono al que la destine por unas paredes nuevas llamada familia. Pero nunca deje de ser pobre en el suelo húmedo.
 “Perdonamé” soy el que no ve, el que huye a un cielo de cartón.

 Su mirar es la ajena frontera donde se libera el fuego del cerro.




viernes, 25 de mayo de 2012

Abrapalabra


Yo quiero un arma para cada uno de nosotros.
 Un arma para todos.
Alegre y demoledora.
Gigante como un ratón frente a un elefante que produzca humo, asfalto y conquistas.

Yo no quiero quedarme extraviado en el camino hambre para mañana.
No señor.
 Yo quiero semillas  de hombres y sembrarlos en los ojos y en el corazón.

Eso es lo que quiero.

La palabra en voz alta y en silencio en un solo movimiento.

La palabra esa arma que provoca un cambio a las reglas.

Nada de jaulas, decretos o leyes que convierten la furia en un feriado.
No quiero ser alma de pastel de una fiesta de unos pocos.
Yo quiero un arma para cada uno de nosotros y poder alzar el puño a los infinitos vientos.

En definitiva, yo quiero un  futuro mejor.


martes, 15 de mayo de 2012

Tarefera




Vuelve al yerbal,
Condenada a la explotación oculta.

El capuerón decide el camino, los yuyos más bajos son testigos de los pasos sin zapatos que dejan huellas de lucha.

Mujer tarefera.
 
Fortaleza,
 resistencia,
 machete en mano que mezcla harina, aceite y agua, origen del reviro, alimento en épocas de intersafra.

Mujer tarefera.
Voz alta que enfrenta al yarará que oprime, al sol que asoma día a día.

Ante el cuadrillero protege el hambriento llanto de la gurisada.

Mujer tarefera,
 fortaleza,
resistencia en la profundidad de los infiernos yerbales .

Duerme en los pastizales deseando despertar.

lunes, 14 de mayo de 2012

Vivir

Se vive una sola vez.

Con agua, amigos, guitarras, un río y una niña.

Se vive una sola vez.

Sin atar los brazos, ni la sangre.

Naci para decir y ahi me quedare.

Yo quiero volver a tocar las nubes o reir en la sala de un hospital de los que jamaz me golpearan en el abdomen.

Yo quiero mirar el sol con olor a las Carinas y esperar cualquier amanecer, mordiendo la tierra.






Porque la verdad amigo mio, solo se vive una vez.


domingo, 6 de mayo de 2012

Canibalismo urbano


El mundo ladró, mordió las calamidades bíblicas, sarpullido de la vida en oficinas, fábricas, departamentos, celdas donde todo sigue quieto, solo a medias despierto.

El barajador de palabras, desafía al patético orden, quieto, ancla en el viento, quieto, quieto de un extremo a otro.

Todo es oro negro, payasos de corbatas enflaqueciendo sus pasados.

Un giro que deja sombras, relleno de aserrín.

Canibalismo urbano que confecciona otro ser, que seduce y no alimenta.

La indignación llega como un rayo en la cabeza, en los que han sabido trabajar con sudor de su frente y hacer nacer el pan de cada día. Los explotados, los que se apropian de la acción. Lenguaje que se hace grito y todo lo habita.

Pilar de tenacidad en los huesos que el barro guarda.


Llegará sin llegar y será un contraluz abismal.


martes, 1 de mayo de 2012

Justicia


Peregrinaje hormiga de justicia en la piel.
Cada palabra, cada silencio bebe el sol de un hombre, de una mujer desarmado por los demonios del poder.

Entre el fuego, el llanto, la furia , un disparo sordo, habita un nuevo cuerpo que los perros lamieron su sangre.

En la niebla, llevan agua para que otras bocas beban y suelten el grito.

Peregrinaje hormiga de justicia en la piel.

Jordanka



¿Dónde van las luces que duermen? ¿ Las bufandas perdidas?
El color de un silbar, se desprende de la sierra maestra de tus huesos.
Subo las escaleras de todas las cosas y me convierto en un mar de principios sin finales.

El sonido de una gaitaeinstein conoce al que vive en mi.

Una tibia melodía con olor a orillas de un cañaveral es un ataque al pecho descubierto.

No se cuantas veces más podré admirarla en un océano de profundas contradicciones ideológicas. En las ruinas de un espantapájaros, tierra fértil, se siembra un rezo: “Yo no te abandono”.
La vieja piel, un grito; hoy mañana o pasado.

Victoria


No es la multitud con alas, es el ruido de la libertad, el murmullo del no viento, el mundo que espera el sueño, la palabra.

Lúmpenes celebran tu sangre de yegua, con asombro tu cara detenida, tu pelo de todos, tan revolucionario, tan subversivo.

No es la multitud con alas, es el ruido de la libertad.

Madre


Madre, eleva los brazos al niñosoledad, abandona el presagio de un ayer, hoy solo es despertar de leones.
Habrá un infierno, un mañana, un perro y habrá una huella para desterrar una lagrimasol.

Madre, prepara el pan, el fuego de una cunalluvia y abraza sin temores al niñosoledad en las palmas tierra donde poder sembrar futuro.

Madre, los aullidos de un invierno por venir envuelve un guardapolvo amarillo, melancólico, con olor a los alfredos, para poder salir de la trinchera de la suela de un zapato huérfano sin rumbo.

Exprime tu pecho, tu leche, para que florezcan luces, peces, veranos que arremolinen los olvidos.