lunes, 4 de abril de 2016

¿A qué hora huirás?

Tu beso será una molotov que no sé donde impactara en mi tierra. Y nacerá, absurdo, demente, un nuevo caminar de trapecio.

Saboreemos nuestro “no vas a volver”, vestidas de agua. Incertidumbrecerteza que se refugia en la luz.

Y temblemos al avanzar los cementerios de las sabanas con fiebre. Los huesos chorrean tiempo inquebrantable y el olvido y el me acuerdo de nosotras mismas será un vuelo libre en el suelo.
Las doce. 

Es la hora de huir.

No hay comentarios: