miércoles, 2 de diciembre de 2015

Saltamos los alambrados de la confusión.
Todo es un investigar entre mis besos de polenta y chicharrón con olor a revolución.

Bailamos en superestructuras enajenadas de nosotras mismas.

Antes de olvidarnos, te invito a sembrar la libertad y fusilar la voz hetero que nos paraliza.

Aunque me cuesta armar los sueños y todo el tiempo nos digamos ADIOS que luego borramos con el codo, dejándolo sin valor alguno.

Vuelvo a amar sudando guerrillas.

No hay comentarios: