jueves, 31 de diciembre de 2015

Soy tu muñeca a la que le arrancas la ropa todos los días y le vuelves a poner el mejor vestido para seguir jugando.

Soy la que te invita a comer un helado buscando algo que nos haga festejar en pleno invierno y así despertar al sol.

Soy ese beso húmedo que tanto te cuesta descodificar.

Soy la que su nombre no esta en tu agenda del placer.

La que tiene prohibido darte besos por wasap.

Soy la que junta las nubes para que llueva bajo nuestros cuerpos y nos empape de nostalgias.

La que tiembla al sentir tu boca en mi teta izquierda.

Soy tu niña azul.

La que te invita a merendar para darle gustito a la cama.

Soy la que se mete en tu pileta vacía esperando el chaparrón que la inunde hasta ahogar las mariposas de mi panza.  

La del disfraz de hombre que te confunde y paraliza.

Soy la que espera algo épico de tu parte que me de una señal.

Soy la que queda desnuda en este amor no correspondido.

La que se suelta en el viento y acaricia tu alma indomable.

Soy la que te habla de sus ex para que no haya mañanas que me dejen deshilachada.

Soy tu amor cobarde. La que en secreto te ama y te olvida.


Soy tu niña azul.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Saltamos los alambrados de la confusión.
Todo es un investigar entre mis besos de polenta y chicharrón con olor a revolución.

Bailamos en superestructuras enajenadas de nosotras mismas.

Antes de olvidarnos, te invito a sembrar la libertad y fusilar la voz hetero que nos paraliza.

Aunque me cuesta armar los sueños y todo el tiempo nos digamos ADIOS que luego borramos con el codo, dejándolo sin valor alguno.

Vuelvo a amar sudando guerrillas.



Ella, un mañana fuera de tiempo que me protege con su amor críptico.
Un cristal de sensibilidad de simple léxico inesperado y de rotunda sintaxis.
Puede ser lluvia en un cabildo oxidado de patria y a la vez puede ser un ritual de agite en el desierto.
Ella , un mañana fuera de tiempo.