domingo, 8 de noviembre de 2015

Murga santiagueña

Ámame sin tener en cuenta la estructura biológica.
Desnúdate de los ejes patriarcales que motorizan tu andar.
Escribamos juntas un manifiesto y que nada pueda detener nuestra libre belleza.
No es tan difícil.
Bailemos una murga santiagueña y tiremos patadas al aire a la opresión, a la ignorancia, a nuestros miedos.
¿Creamos juntas nuestro propio carnaval?
Sí. Celebremos en totalidad. Recuperemos el territorio desconocido para TRANSformarlo en un gozar sin alambrados mentales.
Amemos sin palabras, seamos pulsión encendida, libre.
Es mejor no tener nada, estar desnudas.
Sin pertenecer a ninguno de los “ismos” partidario.
Llenas de cosmovisión matriarcal pero con odio de clase en nuestros huesos que derriben el muro represor.
Bailemos la murga santiagueña a plena tortilla y chicha. Que todo sea lluvia arcoiris que la abraza el sol.
Quiero ser mujer que descose los dilemas de la carne y amplifica la voz de las células de la identidad.
Generemos juntas un grito lingüístico pero a vez quebremos con la propiedad privada y el Estado. Que no exista más el sistema expulsor binarista.

Bailemos, solo bailemos.





No hay comentarios: