jueves, 15 de octubre de 2015

Miedo

De la nada un revolver descansa en mi sien.
Estoy vencida, desconcierta la vuelta a la casa.
Se sacuden mis nervios y el pecho quiere arrancarse de la prisión de mis huesos.
Estoy con certezas inciertas en mi cabeza que arde de miedo.
Esa sensación de estar apuntalada al piso.
Voy al mar, a la nada de un mañana.
(Escrito después de vivir una situación particular a las dos de la mañana en casa)

No hay comentarios: