jueves, 15 de octubre de 2015

ENM

En medio de la represión ella grito: “HABLA, GRITA!!!”
¿Cómo explicarle que estaba con todo el lenguaje de mi clase en los huesos escupiendo por los poros la bronca, la impotencia?
Con los fusiles en mis manos me pregunto: ¿Cómo decirle que el dolor abarcaba todo mi cuerpo?
Los gases lacrimógenos y los disparos de balas de goma más el amparo de la iglesia me mostraba una vez más que la Represión es política de Estado.

En medio de la represión ella grito: “HABLA, GRITA!!!”

¿Cómo explicarle que no solo derribe la reja de la catedral sino que también hice caer las rejas que encerraban mi ser/mujer?

El mar, su furia fue música revolucionaria que agitó el ser colectivo contra el patriarcado/capitalismo.
¿Cómo decirle que esa noche el feminismo hablaba sin palabras desde la acción directa y la solidaridad más profunda?

Hable y hablo con la acción, unas de las particularidades más bonitas que nos llevan siempre al mismo lugar: LA TRANSFORMACIÓN.

Foto: Helen Turpaud

No hay comentarios: