martes, 22 de septiembre de 2015

Volver sin saber como volver


A Lucre

Amo tu violencia, porque me mojas como el agua cuando golpea un rostro dormido obligándolo despertar.
Tu violencia derriba las vendas y me abre todas las posibilidades para seguir avanzando.
Me das la mano como a un niño en la calle y das respuestas a las preguntas vestidas de sombras.

Tu rostro es el que respiro, las sierras me nutren, siendo una lámpara cuando estoy ciego y solo ladran ruidos en mi cuerpo.

Volveré a besarte la piel y contemplarte cuando duermes aunque no estemos cerca.
Volveré aunque no sepa volver.




No hay comentarios: