martes, 1 de septiembre de 2015

Abrigarse con el viento

Que nos abrigue el viento con sus hojas desteñidas y que todo sea excusa para dejar pendiente la mirada que se transforme en relato perdido.

Que equivoquemos el camino y solo nos quede correr por los recuerdos por venir para soltar las serpientes de la soledad y que se pierda en otros desiertos.

Que seamos nada y todo en un movimiento.
¿si todo fuera un despertar de una mente sin recuerdo?
¿Si todo fuera expectativas y no realidad?
En fin… que me abrigue el viento y que equivoquemos el camino para que seamos todo y nada a la vez.





No hay comentarios: