martes, 22 de septiembre de 2015


Conocerte fue como saltar en la explosión del grito y revolcarme en las verdades que da lugar a la transformación.
Soy quien ha dormido en la tormenta, soy incorrecta en mi cuerpo fértil de volcán y viento.

Te invito a desayunar los verbos sin ropa que vuele el tiempo y tatuar en nuestra piel: “Mi cuerpo es mío. Aborto gratuito seguro y legal”.

Te invito a no ser mi dueña, ni practicar los celos que nos privan de desatar la lluvia.

Por eso repito a punto de prenderme fuego:
Conocerte fue como saltar en la explosión del grito y revolcarme en las verdades que da lugar a la transformación.





Poshitsa

Hoy en la noche oscura quiero pedirte que me perdones.
Tu distancia fue el encierro de tu rostro en mil huesos y en ese valle del olvido caminé tanta historia, tantas vidas, pero hoy me dejo ir.


No abrazo tu fantasma, ni oigo tu respiración en otro ser.
Ya no juego a las escondidas. Será que regreso al bosque a oler tu palabra que se hizo poema.

Hoy es un día feliz, arrima el sol de agosto, como un pájaro que escarba las encrucijadas de mayo y me despierta del olvido.



Seguramente no distinga tu rostro en el jardín, pero ya no estoy desabrigado al lado del río.

Solo quiero tu libertad aunque sea el abismo infinito.
Quiero ir en las mañanas  buscándote porque es la ley natural, para darte una despedida y liberar ese universo de días felices con sol de agosto en los seres.
En simples palabras, hoy es un día feliz que me despeina y me hace nacer entre el sistema solar y la vía
láctea, es decir; en lo indefinido.



Revolución

Perdóname porque he comprendido tarde que no estás sólo hecha de palabras.


Volver sin saber como volver


A Lucre

Amo tu violencia, porque me mojas como el agua cuando golpea un rostro dormido obligándolo despertar.
Tu violencia derriba las vendas y me abre todas las posibilidades para seguir avanzando.
Me das la mano como a un niño en la calle y das respuestas a las preguntas vestidas de sombras.

Tu rostro es el que respiro, las sierras me nutren, siendo una lámpara cuando estoy ciego y solo ladran ruidos en mi cuerpo.

Volveré a besarte la piel y contemplarte cuando duermes aunque no estemos cerca.
Volveré aunque no sepa volver.




Octavo poema de amor

A quienes digan que persigo imposibles porque he nacido en estas circunstancias de esplendor capitalista, les digo que lucho para que ese amor (amor que se alimenta del odio de clase) llegue a ser TRANS-formador.

Amor de los que dan su sangre, de los que muchas veces sentimos soledad pero que en cada derrota, que duele más en estos tiempos injustos, caminamos sin detener los sueños de un mundo mejor.


Que bello es ser comunista


Será cuando el sol le de la bienvenida al movimiento de luz.
Nos apropiaremos de todas las molotov inmediatamente.
                                                  
Hay que matar al perro del orden, un uniforme repleto de sueños individuales que está programado para silenciar, adormecer suspiros, los sueños de revolución.


Nos apropiaremos de todas las molotov inmediatamente.


No importará la nevada en nuestro rostro, como pedradas que acota el aliento y entierra la siembra del mañana.

Nuestras manos serán raíz de pólvora que haga estallar en mil pedazos la opresión.


Nos apropiaremos de todas las molotov inmediatamente.


Será veneno contra la burguesía y ahí gritaremos juntos: “Que bello es ser comunista”.

lunes, 21 de septiembre de 2015

ENA

Se libera un puño colectivo en el cementerio de los elefantes, lleno de furia, de odio de clase.

Un puño que descarga contra los perros del orden, una molotov de conciencia que derrumba los cimientos de la lógica de la propiedad privada. Se libera de esa opresión.

Se libera de esa opresión superestructural., la que es invisible a los ojos pero que nos paraliza en la TRANS- formación.


Se libera para ser un verbo en el cementerio de los elefantes, llena de futuro.


viernes, 4 de septiembre de 2015

Aylan

El mar, el niño, las botas represivas de las guerra sin sentido, la guerra tan humana que lo asesina.

Duele la caída de los brazos de su padre que intentaba llegar a un barco para escapar de la crueldad.

Que  sol tan ardiente donde se desploma Aylan.

Me duele su muerte, los escombros de un mar violento.

 Duele tu voz que habita los días y que abre los desiertos de la sangre.

Duele tanto el mar y el niño.

Duele tanto la humanidad...



miércoles, 2 de septiembre de 2015

Cita Orbital

El árbol  parecía dormido bajo el cielo curioso de ojos dorados que esperaba ser habitado. Todo era cristalización de alguna señal de resplandor intenso.
En el silencio eterno del grito, la vi. Apareció en la tierra de mis huesos.
Como un rayo, una vieja canción: “No esperes yo no te enseñare a vivir”.
Se sentó en la raíz de las cosas.
El ligero silbido del borde del sol era ahora el largo horizonte.


 El árbol  parecía dormido…

martes, 1 de septiembre de 2015

Abrigarse con el viento

Que nos abrigue el viento con sus hojas desteñidas y que todo sea excusa para dejar pendiente la mirada que se transforme en relato perdido.

Que equivoquemos el camino y solo nos quede correr por los recuerdos por venir para soltar las serpientes de la soledad y que se pierda en otros desiertos.

Que seamos nada y todo en un movimiento.
¿si todo fuera un despertar de una mente sin recuerdo?
¿Si todo fuera expectativas y no realidad?
En fin… que me abrigue el viento y que equivoquemos el camino para que seamos todo y nada a la vez.