sábado, 16 de mayo de 2015

Solo Luces


En las sierras el sonido de las palabras silenciadas alumbró las miserias de mi sistema molecular con sus propios anticuerpos que no dejan cosechar el fruto de la risa.

Todo fue herida de estrellas que ponen el dedo en la llaga de todas las cicatrices/cenizas que ponen de manifiesto que tendré que declararme incompetente  en la materia del sentir sin pensar.

En las sierras, ella…la niña/mujer, la luchadora infinita…En el atardecer esbozó conclusiones de este hombre que no desata su liberación.
Y desde el suelo solo la vi bailar…

Su risa simple, sencilla, sincera cambió lo que será los mañanas…

Encendió mi cuerpo y sin aviso todo fue transformación… todo viento …

No hay comentarios: