miércoles, 17 de diciembre de 2014

No quiero tu infierno absurdo, violento.
No quiero estar atrapado en tus tejidos oscuros.
No hay tiempo de regreso.
Aún estoy intacto y no voy a regresar.
Mis huesos, mi alma no quieren Nunca Más tu cuchillosangre.
Me iré con los que luchan.
Los que te abrazan en cada despertar con sus ojos rojos.
No seré padre, ni vanguardia.
Seré un arma en sus manos.
Contemplando de lejos a esa mujerviento, para liberar como un barrilete las emociones.
Para volar sin permiso en sus ojos.
Ahora sé que quiero.
“Quiero ser feliz”




No hay comentarios: