lunes, 11 de junio de 2012

Simple sencillo

En la mirada, la caballera y el damo se salpican de todos los perros al sol.

Abren puertas de naranjasmanzanas,
 crecen casillas y toldos que se enfrentan a la interperie,
se respiran,
 se comen,
se escriben en un mundo distinto con lengua propia.
Lunfardo que le gana a la superficie de la piel.

No hay comentarios: