lunes, 9 de abril de 2012

Amor hormiga

Tan perversa

tan mezquina

tan serpiente cascabel

placer del cielo.

Escondida en la luz

entregada al sacrificio de los abrazos febriles

reflexionando sobre las identidades.

Galopando a la banquina

destierro cianuro

suicido a los adoquines y desvito el crepúsculo

saco las telarañas

las mordeduras de una imagen que ya no devuelve el espejo.

Llueve en la carne,

silbar bajito de un amor hormiga que no detiene su andar en mis huesos.

Sufro su verbo, su sustantivo, su gramática, pero gozo a la vez de las carcajadas más tristes.

No lo sé, pero supongo es el olvido.

martes, 3 de abril de 2012

Tango puro

Espantapajaros y niña

El clítoris subordina a un amor lésbico en la soberanía exterior de la desobediencia y la angustia de un closet.

Beso sus pechos lisos y profundos de pornográfico sentir y me inclino al sexo ignorante.

Soy una mujer desnuda, que no nace, se cose.

Algo inamisible para el dilema de la carne.

Catarsis de demencia que todo lo aplasta en un erotismo disidente.

Lo hétero clama la voz que no miente y come naranjas podridas.

Me convierto en perro que persigue al asesino del amor.

Sobrevivo en la vidacama, quebrando los dientes que explotan como frutillas y se dejan al poema.