lunes, 26 de marzo de 2012

Revolución

Yo soy revolución.


El que todo lo pierde pero lo gana a la vez.


El que fusila tu cuerpo tan real, tan humano, tan material.


El rojo puro, el que quiebra la relación estática del biopoder de la superestructura de tus ojos que oprime el sentir.


Yo soy revolución.

El que se deja transitar entre piernas desconocidas de libertad.


El que mira por ventanas y descubre trozos de calor en el centro del otoño de los huesos que no cesa.


El que se suma a guerrillas de mujeres barbudas que anulan tu nombre y lo transforma en nuevas sabanas con fiebre.


Hundo tu imperio burgués y canalla en una tumba inesperada.


Te escupo: “Yo soy revolución”


No hay comentarios: