martes, 20 de marzo de 2012

Ney


Pulsando en el pasado se vuelve al índice.
A la semisonrisa que se desprende de tu voz de lo que hoy ignoramos.

Con un clavel en la solapa desgastada, te despido.

Para que nazcan pájaros de la patria grande en el adiós.


NdR; Nunca me permití conocerte.

Tampoco pudimos tener fluidos diálogos, las dispares interpretaciones culturales solían congelar el pequeño intento, pero el dolor en el pecho es síntoma de lo que me genera la despedida.

Y de ese sentir sale un sincero : “Hasta Siempre Amiga”

No hay comentarios: