miércoles, 1 de febrero de 2012

Soy

Educamos el sentir.

Convertimos en proletaria a la furia.

Atamos con cobardes hilos las plumas.

Sin volar, sin liberar el fuego.

Apuntamos a la prolongada resistencia. Adormeciendo los sueños.

La fiebre de los ojos, exigen libertad del cuerpo lleno de alfileres.

Aprendemos a ser llovizna para empapar al mundo, para convertirla en revolución.

Ella es palabra que nace de la boca bien roja, de un misterio de vidas. Muerde la flor furiosa de excitación.

Tres mordeduras en sus senos.

Ella se enamora de la mujer y deja un tatuaje en la espalda de sus hijos: Soy!!!

No hay comentarios: