sábado, 14 de enero de 2012

Visión

Camina a la fabrica, pierde el duelo con sus recuerdos.

Murmura en el mimeógrafo del fusil del “todo o nada”.

Trampa fatal del destino,

pulmones castigados ausente de aire, de un rescate próximo.

Sus manos dejan la espalda para dejar una pequeña señal con un pedazo de carbón: “ ¡ Aquí muere la familia!

Cómplices de perezas, refugiados que se mueren de hambre son el margen del corazón que sufre más, que no enceguece sino ilumina.

No hay comentarios: